Loading

Los mejores Rincones

¿Quieres descubrirlos? Empieza buscando algo aquí

Benalauría, un pequeño rincón escondido entre castaños

Con algo menos de 500 habitantes, Benalauría es un pequeño pueblo de la Serranía de Ronda ideal para pasar unos días. Especialmente si vives en Málaga, Sevilla, Cádiz o Córdoba, pues en unas 2 horas podrás llegar a él.

Aquellos que vengáis desde más lejos, podéis aprovechar una visita quizás algo más extensa para conocer algunos de los pueblos que lo rodean, y que forman el conocido Valle del Genal, como Genalguacil, Benarrabá, Igualeja o Júzcar.

Vistas Benalauría

 

Benalauría calles

Tierra de bereberes

Cuando recorremos Benalauría nos damos cuenta que estamos en el típico pueblo fundado por musulmanes. Se supone que fueron los bereberes, más concretamente el clan de los Banu al-Hawariya (de ahí su nombre) los que se asentaron por primera vez en este recóndito lugar, allá por el siglo VIII, en época de las primeras expediciones de los musulmanes en la península.

Y no sólo el nombre y trazado de sus calles conserva Benalauría de los árabes. “Jabatos“, como así se conocen a los de este pueblo, es una palabra que se dice podría derivar de la palabra árabe “yabalí” (montañés), de “yabal” (montaña).

Tras ocho siglos, los cristianos toman la zona, y Benalauría pasa a pertenecer a los condes de Feria. Los musulmanes que quedan allí pasan a ser denominados mudéjares (musulmanes en tierras conquistadas). Pocos años después, en 1501, se produce uno de los momentos más importantes para toda esta zona: la Rebelión de Sierra Bermeja. Aún hoy día, en Benalauría y otros pueblos de la zona, se recuerda este hecho con la Fiesta de Moros y Cristianos, que se celebra el primer fin de semana de Agosto.

Los mudéjares de la zona pasaron a ser moriscos tras la conversión forzosa de 1502 por los Reyes Católicos. Pero no fue hasta 1570 cuando se produjeron las mayores revueltas que arrasarían la zona. Benalauría pasa a los condes de Medinaceli, y es repoblada con gentes del Valle del Guadalquivir y de Sierra Morena, llegando ya en el siglo XVIII a una etapa de esplendor con casi 1000 habitantes.

Benalauría Fiesta Moros y Cristianos

Qué ver en Benalauría

Lo mejor en Benalauría es perderse por sus pequeñas calles que forman un laberinto, y subir a lo más alto del pueblo para disfrutar de unas magníficas vistas desde su mirador. Aún así, aquí tienes una lista de los imprescindibles:

  • Plaza del Teniente Viñas: plaza principal del pueblo, donde se encuentra el Ayuntamiento. Lugar de referencia y punto de encuentro, es también el lugar donde se desarrolla la escenificación teatral de la Fiesta de Moros y Cristianos.
  • Casa Consistorial: actual Ayuntamiento, construido en el siglo XVIII, en la época de esplendor económico.
  • Antiguo Pósito de Labradores: también construido en el siglo XVIII, era el lugar donde se regulaba el abastecimiento de pan y donde se hacían préstamos de granos para la siembra a los labradores en época de escasez. Actualmente alberga el Centro de Interpretación Casa de Moros y Cristianos, donde se puede conocer más sobre la historia de la fiesta (para visitar: oficinadeturismo@benalauria.es ).
  • Museo Etnográfico: en la Plaza Alta.
  • Iglesia de Santo Domingo de Guzmán: en su interior se encuentra la imagen del patrón, y también de la patrona, la Virgen del Rosario, única imagen que se salvó del incendio de la iglesia durante la Guerra Civil. Esta iglesia comenzó a construirse en el siglo XVI, en la época de las rebeliones.
Encuentra este pequeño Rincón

Al igual que en otros muchos pueblos, en Benalauría recuerdan a sus gentes y personajes importantes.

Tal es el caso del Maestro D. Francisco Castillo, al que homenajean con esta preciosa placa, junto a Domingo Álvarez, arriero, agricultor y poeta.

Benalauría detalle

Una última curiosidad

Cerca de Benalauría se encuentra el lugar arqueológico del Columbario Romano del Cortijo del Moro, que por encontrarse en una finca privada no es visitable, pero que es una muestra más de la riqueza y los secretos de esta zona.

Se trata de un monumento funerario romano del siglo I d.C., unos nichos excavados para depositar urnas cinerarias. En 2007 se incluyó en la Lista Roja de Patrimonio, por su abandono y peligro de expolio.

Cristina Lobo

Cristina Lobo

LEAVE A COMMENT
error: ¡Lo siento! El contenido está protegido

Acepta el uso de cookies al continuar navegando por esta web. Más info

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

Close